Taller: dale una vuelta de tuerca a tus equipos de observación

Astronomía Mayo 2019
Comprobando el funcionamiento de la cámara DSLR alimentada sin su batería original. (Imagen cortesía de los autores)

Las baterías de los equipos electrónicos portátiles, así como los propios equipos electrónicos, no paran de evolucionar hacia modelos con características más eficientes. Esto permite que, por ejemplo, hoy en día nuestro teléfono móvil esté activo todo el día con una sola carga o que podamos trabajar ininterrumpidamente con un ordenador portátil durante más de once horas. Pero en el campo de la astronomía esta evolución aún no es suficiente.

Gran parte de los astrofotógrafos avanzados emplean cámaras tipo CCD para realizar sus capturas, aunque bien es cierto que también es muy común el uso de cámaras tipo DSLR (réflex) con teleobjetivos o acopladas a tubos ópticos. De este modo es posible realizar fotografías nocturnas de gran campo o simplemente como iniciación al fascinante mundo de la astrofotografía estelar. Es a este último sector al que va dirigido el presente artículo.

El temor a agotar la batería en plena exposición o simplemente olvidar cargarla antes de salir a observar (parece ridículo, pero es muy común), exige que el astrofotógrafo requiera de medios alternativos para no depender de la pequeña batería que incorpora de serie la cámara DSLR.