Más materia orgánica en Marte

Parte de un panorama obtenido por el rover Curiosity el 1 de septiembre de 2016 donde se muestra una de las mesas de la formación Murray, en las colinas Pahrump, lugar donde se realizó el hallazgo de las trazas de materia orgánica. La estructura mide unos 5 metros de altura. (NASA/JPL-Caltech/MSSS)

A punto de cerrar la edición de este número de la revista, recibimos una noticia que traemos aquí telegráficamente, pero que sin duda dará que hablar. En la edición del 7 de junio de la revista Science, un equipo liderado por la investigadora de la NASA Jennifer Eigenbrode publicaba un artículo cuyo título traducido es «Materia orgánica preservada en arcillas de 3000 millones de años de antigüedad en el cráter Gale, Marte».

Solo la mención de materia orgánica y Marte nos hizo entrecerrar los ojos a más de uno. En efecto, la búsqueda de trazas de materia orgánica –que contenga carbono, entre otros elementos– en el planeta rojo es uno de los santos griales de la exploración planetaria. Aunque no es la primera vez, pues ya en 2014 se comunicó que el róver Curiosity había encontrado sustancias orgánicas sencillas, como hidrocarburos clorados. No obstante, las cantidades de materia orgánica descubiertas ahora (propano, buteno, tiofenos, hidrocarburos aromáticos e hidrocarburos alifáticos), aunque muy pequeñas, son cien veces superiores a las reportadas en el primer hallazgo. Sin embargo, y debido a las limitaciones de la instrumentación del rover, no se puede determinar si tienen un origen biológico o no. El estudio publicado ahora está basado en trabajos de campo realizados por Curiosity en una zona del cráter Gale que albergó un lecho lacustre durante un periodo entre 3100 y 3800 millones de años en el pasado. Una de las principales conclusiones del artículo de Eigenbrode et al. es que el hecho de hallar más materia orgánica en zonas que tuvieron agua líquida con condiciones de habitabilidad refuerza la idea que nos encontramos en el camino correcto para responder a la pregunta de si hubo o no vida en Marte.