LEO

57
Dibujo de la constelación de Leo con la situación de todos los objetos citados en el texto. También se ha señalado el lugar donde se halla actualmente el planeta Júpiter en esta constelación. (Dibujo: Pedro Arranz)

APUNTES MITOLÓGICOS

Los sumerios y otros pueblos del suroeste asiático vinculaban Leo con el Sol, puesto que en aquella época era la constelación donde nuestra estrella alcanzaba el solsticio de verano, circunstancia que posteriormente, debido a la precesión, pasó a ocurrir en la constelación de Cáncer. En las tablas Mul-Apin mesopotámicas se registra con el nombre de UR.GU.LA (el León) donde aparece asociado al dios Latarak, dios protector con cabeza de león, aunque también se consideraba el animal de Innana, diosa del amor y de la guerra.
La mitología del león que aparece representado en la constelación nos evoca los enfrentamientos entre poderosos y gigantescos animales con héroes aguerridos y legendarios.

 

SABÍAS QUE…

Leo ocupa una amplia parcela celeste situada entre las de Cancer (al oeste) y Virgo (al este). La peculiar disposición de sus estrellas más brillantes resalta en primavera sobre la bóveda celeste por lo que es fácil su localización ya que, además, se trata de una de las pocas constelaciones en las que es posible imaginar la figura que representa a partir de las destacadas estrellas que la componen: un león agazapado, como al acecho, cuya cabeza, melena y comienzo de la pata delantera derecha se parece a un signo de interrogación invertido o, mejor, a una hoz. De hecho a este característico conjunto de estrellas se le conoce como la «hoz de Leo»

 

Puedes leer el artículo completo creando una cuenta, pincha aquí .

Si ya la tienes, simplemente accede

¡Esperamos que disfrutéis con su lectura!