La Vía Láctea, el mayor tesoro del firmamento estival

1020

En esta ocasión, dado que es periodo vacacional y la posibilidad de irse a una casa rural, lejos de las luces urbanas, está ahí, la propuesta de este mes rompe con lo tradicionalmente establecido en esta sección.

Esta vez el objeto estre­lla estará al alcance del ojo desnudo, pero reque­rirá desplazarse a un lu­gar con el cielo oscuro; preferen­temente si tiene la certificación Starlight.

Allí, bajo la única luz de las es­trellas brillará con todo su es­plendor una franja lechosa que cruza el firmamento de sur a norte en las primeras horas de la noche. Visible a simple vista, su contemplación dejará nuestra alma despojadamente desnuda ante la magnificencia de nues­tra Galaxia.