La primera imagen de un agujero negro

Blog_Astronomia_junio_2019
Primera evidencia visual del agujero negro supermasivo del centro de la galaxia M 87 y su sombra, una observación que era impensable hace solo una generación. (Colaboración EHT)

El EHT o Telescopio de Horizonte de Sucesos es un conjunto de ocho radiotelescopios terrestres de todo el mundo capaces de funcionar de forma coordinada, entre los que se encuentra el IRAM de Pico Veleta (Granada). Gracias a su trabajo ha sido posible obtener la primera imagen directa de un agujero negro, en el centro de la galaxia M 87 de la constelación Virgo, a 55 millones de años luz de distancia y con una masa de 6500 millones de soles.

Los agujeros negros son objetos muy masivos y densos con un tamaño relativamente pequeño. Su atracción gravitatoria es tan grande que son capaces de deformar la geometría del universo de forma que ni la luz escapa del interior. Al estar rodeados por un disco de material brillante se pueden percibir, como en este caso, como una región oscura semejante a una sombra. El límite es el horizonte de sucesos, la frontera a partir de la que cualquier material es atraído irremediablemente hacia el interior del agujero negro.

Las observaciones se han comparado con modelos informáticos que incluyen la física del espacio deformado, la materia súper-caliente y campos magnéticos potentes. Las coincidencias entre lo observado y la teoría encajan muy bien.