La belleza de Aries

277
La belleza de Aries
Imágenes de las dobles seleccionadas en la constelación de Aries tomadas por el autor la noche del 29 de octubre de 2020 con una cámara QHY-9 a través de un Celestron 11. La resolución a la que se ha trabajado es 0,74"/píxel. Todos los sistemas se han obtenido promediando veinte imágenes de 1 segundo de exposición por cada filtro, aunque hemos jugado con el histograma para visualizar mejor las estrellas. (Imagen Rafael Benavides)

La Belleza de Aries

Aries es pequeña en tamaño, ocupando el puesto número 39 según la superficie asignada a cada constelación. Que sea relativamente pequeña no quiere decir que no tenga objetos de interés, más bien todo lo contrario. En nuestro recorrido nos detendremos en algunas de sus estrellas dobles, algunas de ellas de gran belleza.

Iniciamos nuestro viaje con un primer destino en STF 224, situada cerca de su límite suroeste próximo a Pisces. Es un sistema espectacular que resolveremos a aumentos medios con cualquier telescopio. Se encuentra formado por dos estrellas de magnitudes 8,2 y 8,7 separadas por una distancia de 6,0″. Ambas son de color amarillo fuerte (espectros G5 V y G7 V) y ligeramente algo más pequeñas que nuestro Sol. Comparten un elevado movimiento propio, lo que demuestra que nos encontramos ante una pareja ligada gravitatoriamente entre sí. Se encuentran a una distancia de solo 139,8 años luz.

En dirección a la vecina constelación del Triángulo se halla GRV 123, un sistema mucho menos conocido que el anterior, pero igual de fascinante. Lo forman dos estrellas de magnitudes 10,5 y 10,9 separadas por una cómoda distancia de 12″ asequible a cualquier telescopio. John Greaves, un aficionado como nosotros, la detectó debido a su elevado movimiento propio común y fue publicada por primera vez en 2004. También son algo más pequeñas que nuestro Sol, con espectros G8 V y G9 V situadas a 293 años luz.

Artículo completo:

Astronomía Enero 2021 No 259 – Edición digital

Astronomía Enero 2021 No 259 – Edición impresa