El firmamento en 3D: Saturno

260
artículo-4-sep-2019
Saturno y su mayor satélite , Titán, fotografiados con un telescopio de aficionado (Foto Juan Manuel Rivero)

El anillado planeta es, al igual que Júpiter, un gigante gaseoso, aunque algo menor en tamaño. También Saturno emite radiación y calor, por lo que se dan corrientes convectivas en su atmósfera, amén de vientos huracanados en direcciones encontradas que se alinean en bandas y zonas. A diferencia de Júpiter apenas vemos esas bandas y zonas porque hay una espesa capa neblinosa por encima de las nubes de Saturno que las ocultan. Además, la observación del planeta se suele ver dificultada por la presencia de los anillos y su sombra proyectada en alguno de los hemisferios del planeta. Es muy bello y gratificante observar, eso sí, la sombra de los anillos sobre las más altas capas de nubes y niebla del planeta. Para la observación del planeta en sí conviene usar filtros violetas, amarillos y rojizos.