EL CIELO DEL MES DE NOVIEMBRE DE 2022

 

El cambio de hora hace que el Sol se ponga muy temprano a lo largo de noviembre; además, según avanza el mes, los días siguen acortando. Si las nubes lo permiten, esto nos proporciona más tiempo para ver las estrellas. En Madrid, a mediados de noviembre el Sol sale a las 8:01 y se pone a las 17:58, hora peninsular española, lo que supone un total de unas 10 horas de luz. El mes comienza con la Luna como protagonista del anochecer, en fase de cuarto creciente, y esta irá creciendo hasta alcanzar la fase de plenilunio el día 8.

Júpiter sigue siendo el gran protagonista del anochecer, ya que sigue siendo el astro más brillante que podemos ver en el cielo después de la Luna. Por delante de Júpiter en la eclíptica se sitúa Saturno, que se muestra considerablemente menos brillante. Júpiter está situado en la constelación de Piscis y Saturno, en la de Capricornio. El día 1, la Luna en fase de cuarto creciente se situará debajo de Saturno, lo que nos puede ayudar a identificarlo. Tres días después, el viernes 4, la Luna estará en conjunción con el brillante Júpiter.

A finales de mes, la Luna creciente volverá a situarse junto a Saturno los días 28 y 29.

Hemos sido testigos de cómo nuestro satélite ha completado una revolución alrededor de la Tierra: el mes de nuestros calendarios tiene su origen en este movimiento cíclico y, en muchas lenguas, la palabra mes deriva de la palabra que designa a la Luna (como en inglés, Moon y month).

En el cielo del amanecer destaca la presencia de Marte, que se muestra a una cierta altura sobre el horizonte oeste justo antes de salir el Sol. Se encuentra en la constelación de Tauro, cerca del brazo izquierdo de Orión. Según avanza el mes, Marte va adelantando su salida por el horizonte este y, a finales de noviembre, será visible durante toda la noche. Los días 11 y 12, la Luna en fase creciente gibosa se situará a un lado y otro de Marte, respectivamente, dando lugar a un vistoso contraste entre el color rojizo de Marte y el brillo de nuestro satélite natural.

El día 8 de noviembre se producirá un eclipse total de Luna, que no será visible desde España. El eclipse podrá observarse al anochecer desde Asia y Oceanía y desde el continente americano antes de la salida del Sol. En concreto, desde Norteamérica podrá verse prácticamente todo el eclipse, mientras que desde Centroamérica y partes de Sudamérica solo se verá el comienzo de este, ya que la Luna se pondrá antes de haber finalizado la fase de totalidad. Para el siguiente eclipse total de Luna tendremos que esperar hasta el 14 de marzo de 2025; desde España, podremos ver el comienzo de este eclipse lunar antes de que amanezca.

A lo largo de todo el mes de noviembre es posible ver alguna estrella fugaz de la lluvia de las Leónidas, que alcanzan su máxima intensidad la noche del 17 al 18 de noviembre.

El radiante se sitúa a una mayor altura de madrugada, pero la Luna en fase menguante hace que las condiciones de observación en la segunda mitad de la noche no sean óptimas. Aunque el radiante está situado en la constelación de Leo, de donde toman su nombre, es posible ver estrellas fugaces en todo el cielo. Por lo tanto, una buena opción para observar esta lluvia de estrellas es hacerlo hacia la medianoche, antes de que salga la Luna. Las Leónidas tienen su origen en restos del cometa Tempel-Tuttle, que entran en la atmósfera terrestre a grandes velocidades y se desintegran, dejando atrás un trazo luminoso. Como es habitual, si nos alejamos de las fuentes de contaminación lumínica, idealmente en el campo, podremos observar un mayor número de meteoros.

¡Disfrutad del cielo este mes!

 

Texto e imágenes:  Observatorio Astronómico Nacional-IGN, https://astronomia.ign.es