EL CIELO DEL MES DE MAYO

Calendario astronómico de mayo:

  • Día 2 al anochecer: conjunción de la Luna con Mercurio.
  • Día 6: máximo de la lluvia de las eta acuáridas.
  • Día 9: la Luna en cuarto creciente.
  • Día 16: plenilunio y eclipse total de Luna.
  • Día 22: la Luna en cuarto menguante.
  • Días 22-27 al amanecer: conjunciones de Saturno, Marte, Júpiter y Venus con la Luna.
  • Día 29 al amanecer: conjunción de Marte con Júpiter.
  • Día 30: Luna nueva.

Nos acercamos a los días más largos del año en el hemisferio norte (y los más cortos en el sur). En Madrid, el 15 de mayo el Sol sale a las 6:59 y se pone a las 21:24, hora peninsular española, dando un total de casi 14 horas y media de luz. El mes comienza con una fina Luna creciente, que alcanzará la fase de Luna llena el 16 de mayo. Ese día podremos disfrutar de un eclipse total de Luna, aunque desde España solo será visible avanzada ya la madrugada.

El 16 de mayo, la Luna comenzará a oscurecerse por un extremo a partir de las 4:28, hora peninsular española (fase parcial). La fase de totalidad, en la que la Luna se teñirá de tonos rojizos, se producirá entre las 5:29 y las 6:54, siempre referido a la hora peninsular española. En el noreste peninsular e islas Baleares, la Luna se pondrá por el horizonte oeste antes de que finalice la fase de totalidad, por lo que solo se verá el comienzo de dicha fase. En el resto de la península sí que veremos la fase total íntegra, aunque la Luna desaparecerá por el horizonte antes de finalizar la segunda fase parcial; en Canarias, en cambio, sí que se podrá ver la emersión completa. Durante el eclipse total, la Luna no estará completamente oscura, sino que tomará un color rojizo, ya que parte de la luz solar es desviada por la atmósfera terrestre.

 

El único planeta visible al anochecer en mayo será Mercurio, que hará una breve aparición sobre el horizonte oeste la primera semana del mes. Los anocheceres de mayo comienzan además con una hermosa conjunción entre Mercurio, la Luna creciente y las Pléyades el día 2, situados relativamente cerca de Aldebarán, la brillante estrella de la constelación de Tauro. Para poder observarlos, es necesario tener una vista despejada hacia el oeste, sin obstáculos como montañas o edificios, ya que Mercurio estará situado a poca altura sobre el horizonte tras la puesta de Sol. Puedes utilizar la finísima Luna creciente el día 2 para localizar a Mercurio, situado inmediatamente a su derecha.

La lluvia de las eta acuáridas es una de las más amplias del año, ya que se extiende desde finales de abril hasta finales de mayo. Toma su nombre de la estrella eta Aquarii, en la constelación de Acuario, de donde parecen provenir los meteoros. El pico de actividad se espera que ocurra la mañana del 6 de mayo, con el radiante situado ya a una altura razonable sobre el horizonte; las últimas horas antes del alba serán el mejor momento para observar las eta acuáridas ya que, además, la Luna en fase creciente no será un obstáculo para apreciar los meteoros durante la segunda mitad de la noche.

Mientras esperamos a las eta acuáridas antes de salir el Sol, podemos disfrutar de los cuatro planetas que se sitúan, precisamente, muy cerca de la constelación de Acuario. El planeta más próximo al lugar por el que despunta el Sol al amanecer es Venus, y también el más brillante de todos los planetas. Por delante de Venus en la eclíptica desfilan Júpiter (segundo más brillante), Marte y Saturno; estos dos últimos presentan un brillo muy similar.

A lo largo del mes, la disposición de estos planetas matutinos irá cambiando paulatinamente. El primer día de mayo, Júpiter aparece formando un dúo con Venus, a una separación de menos de medio grado (el tamaño angular de la Luna llena). Según avanza el mes, Venus y Marte van perdiendo altura respecto al horizonte en el momento de salir el Sol, por lo que Venus y Júpiter se van separando, al tiempo que Júpiter y Marte se aproximan. El 29 de mayo se produce la máxima aproximación entre Júpiter y Marte, situados en ese momento en la constelación de Piscis.

Acabamos el mes con una batería de conjunciones matinales. Entre los días 22 y 27 de mayo, la Luna en fase menguante se acercará a cada uno de los planetas que hemos mencionado. El día 22, la Luna estará en fase de cuarto y se situará justamente debajo de Saturno, el planeta de los anillos. El día 25, la Luna estará muy cerca de Júpiter y Marte, que ya se encontrarán muy próximos entre sí. Finalmente, el día 27, la fina Luna menguante estará ubicada muy cerca del brillante Venus. ¡Un magnífico panorama con el que comenzar el día!

 

 

¡Disfrutad del cielo este mes!

 

Texto e imágenes:  Observatorio Astronómico Nacional-IGN, https://astronomia.ign.es