Editorial noviembre 2021

El brillo de la noche

Con este titular abrimos la portada y el artículo destacado de este número de la revista. Un titular que hace referencia al brillo natural del cielo nocturno, causado por fenómenos como el airglow, la luz zodiacal, las auroras o, claro está, la Luna y las propias estrellas. Un brillo natural, no obstante, que cada vez está más en peligro por la que es la gran enemiga de la noche, la contaminación lumínica artificial.
Todos los que llevamos ya unos años en la maravillosa tarea de observar el firmamento creo que estaremos de acuerdo en que la calidad del cielo nocturno en cuanto a oscuridad es, por desgracia, cada vez peor. Los que vivimos en entornos urbanos hemos de alejarnos más y más kilómetros para encontrar cielos medianamente decentes para el disfrute astronómico; y los que residen en zonas rurales ven, como si de una plaga se tratara, que los hongos de luz artificial crecen en número y extensión. Hoy día es muy difícil encontrar un lugar de observación nocturna donde no haya ningún rastro de luz artificial en el horizonte.
En Astronomía nos hemos involucrado desde siempre en la lucha contra esta lacra y en defensa del cielo nocturno, y en nuestras páginas –incluso con secciones fijas mensuales, como La noche es necesaria o la Fundación Starlight– tratamos con frecuencia este problema. Y, aunque lejos de mejorar, la contaminación lumínica siga aumentando, no cejamos en nuestro empeño. La contaminación lumínica está cada vez más presente en las agendas medioambientales, pues no es un asunto solo de «chalados que miran las estrellas», sino un problema ecológico, sanitario y económico de primer orden. Pecando de ser optimista, creo que, al menos, la concienciación social al respecto crece. Dicen que resistir es vencer. Pues bien, resistiremos. Defendamos la noche. ()

 

Ángel Gómez Roldán     Director AstronomiA Magazine

El brillo de la noche

Astronomía Noviembre 2021- Edición digital

Astronomía Noviembre 2021 No 267- Edición Impresa