Editorial diciembre 2021

Acaba otra órbita

Terminamos otro año, que bien difícil ha sido nuevamente para todos por culpa de la pandemia, pero afrontamos el próximo 2022 con optimismo, pues en principio debería ser el de la ansiada vuelta a la normalidad, sea eso lo que signifique. En nuestro mundillo astronómico ya han comenzado otra vez las reuniones presenciales, los astrónomos volvemos a vernos las caras en persona y no a través de pantallas, y podemos compartir de nuevo juntos experiencias bajo el cielo que tanto amamos.
Experiencias como las que os ofrecemos en el artículo recopilatorio de dos de ellas, que amablemente nos envían dos lectores, y que en este caso son pruebas de diversas herramientas para la observación, como una comparativa de dos instrumentos para ver el Sol en hidrógeno alfa, de Rafael Barragán, y la prueba de una columna para monturas telescópicas, de Francisco Soldán (páginas 32-37). En esta vuestra revista, como siempre me gusta decir, queremos ofrecer nuestras páginas a este tipo de trabajos, pues entendemos que dándoles difusión contribuimos a hacer comunidad. Y la colaboración y la ayuda mutua creo que cada vez son más valiosas en todos los ámbitos de la vida.
Los otros dos artículos destacados son uno sobre la historia de Orión (pero no su mitología, sino algo mucho más interesante, en páginas 24 y siguientes), de nuestro redactor Álex Mendiolagoitia; y otro que nos habla –¡nada menos!– que, simplificando mucho, del fascinante hallazgo de un trozo de cometa dentro de un meteorito, del investigador Josep Maria Trigo (páginas 38-44).
Disfrutad con la lectura, y desde la revista os deseamos todo lo mejor para el próximo año. Aquí estaremos para acompañaros en una nueva órbita en torno al Sol.

 

Ángel Gómez Roldán     Director AstronomiA Magazine