Editorial enero 2022

Despedidas y esperanzas

Hace apenas un año, en febrero de 2021, despedíamos en la revista a una de las secciones más longevas y queridas, las Paradojas de Miquel Barceló, tras más de veinte años con nosotros. El autor deseaba descansar de su compromiso mensual por motivos de salud, y poco me podía imaginar que esa despedida iba a ser definitiva: con enorme tristeza supe de su fallecimiento debido a una enfermedad hepática el pasado 23 de noviembre. Con la muerte del profesor Barceló, uno de los referentes de la ciencia ficción española, el pensamiento racional, crítico y comprometido del que tanto gozábamos en sus escritos queda un poco más huérfano en este mundo tan desgraciadamente proclive a las noticias falsas y el sensacionalismo. Que la tierra le sea leve, maestro. Le echaremos mucho de menos.
Pero como el propio Barceló diría, otras historias merecen ser contadas. Y si empezaba este Editorial con una triste despedida, quiero continuarlo con una esperanza. El artículo exclusivo de portada de este primer mes de 2022, firmado por la investigadora María Rosa Zapatero Osorio, del Centro de Astrobiología, está dedicado a uno de los temas más prometedores de la astrofísica moderna: las atmósferas de los exoplanetas. Este es un campo con una proyección brillante que verá una gran explosión de resultados científicos en las próximas décadas gracias a la nueva instrumentación espacial y telescopios terrestres de gran diámetro. Y la esperanza está en que quizás sea esta caracterización de los cielos de otros mundos uno de los pasos fundamentales en la búsqueda de biomarcadores más allá de la Tierra.
Un nuevo año empieza, como siempre repleto de planes y promesas. Desde la redacción de Astronomía deseamos a todos que se os cumplan. Nosotros seguiremos aquí puntuales cada mes para seguir juntos en la pasión compartida por las estrellas.

 

Ángel Gómez Roldán     Director AstronomiA Magazine