Difracción: el tamaño importa

230
Difracción: el tamaño importa
Ejemplo de difracción producida por la araña del espejo secundario en un telescopio reflector: (Christian Grabenbauer)

Difracción: el tamaño importa

El límite de resolución de nuestros telescopios se debe a un fenómeno fundamental asociado a la propagación de las ondas.

¿Nunca te has sorprendido en la autopista por la forma de los haces de luz de los faros de carretera? ¿O bien porque al tomar fotografías de paisajes donde aparece el Sol, aparecen haces de luz como hilillos que emergen de este? ¿Nunca te has preguntado porqué dibujamos y representamos las estrellas con esa forma con puntas tan característica? La respuesta a estas cuestiones nos viene dada por un fenómeno ondulatorio conocido como difracción.

El fenómeno de la difracción ocurre cuando una onda se encuentra con un obstáculo en su propagación a través de un medio determinado. Este efecto se hace más relevante cuanto más parecidas son las dimensiones del obstáculo a la longitud de onda de nuestra ondulación.

Artículo completo:

Astronomía Marzo 2021 No 261 – Edición digital

Astronomía Marzo 2021 No 261 – Edición impresa