Banco de Pruebas: OMEGON MINITRACK-LX2

273
articulo 4 oct 18
Su uso es tremendamente intuitivo. Imagen cortesía del autor

Recordemos que un StarTracker es básicamente un sistema para colocar encima la cámara de fotos DSLR normalmente con objetivo de gran campo para realizar fotografías de cielo profundo de grandes zonas del cielo, paisajes estrellados para «unir» luego al paisaje terrestre, fotografía de constelaciones, Iridiums, conjunciones, etc. Son sistemas ligeros, cuya función es proporcionar seguimiento sidéreo sin montar y desmontar grandes y pesadas monturas ecuatoriales. Es, por tanto, un accesorio fenomenal para el astrofotógrafo montañero o amante de la fotografía nocturna. No suelen ser amigos de cargar ni con cámaras pesadas ni tampoco con teleobjetivos, pero bien usados y conociendo sus límites, llegan a ser excelentes herramientas fotográficas.

La inmensa mayoría de StarTracker del mercado, por no decir todos, funcionan con motor en AR para el necesario seguimiento sidéreo. Motor que es alimentado por pilas o batería, según el caso, pero siempre alimentado por electricidad. Omegon ha tenido la interesante idea de hacer un StarTracker sin motor eléctrico, con un sistema mecánico de tensión que girará el eje polar una vuelta cada 24h. Así conseguimos el seguimiento sidéreo necesario para las fotografías.