Banco de Pruebas

593
Astronomia_artículo 4_ feb 19
La montura Sky-Watcher AZ4. (Imagen cortesía del autor)

Nunca hay que prejuzgar negativamente a las monturas azimutales, ya sean manuales o motorizadas. Como en todo, las hay mejores y peores, pero si la calidad de elaboración es digna, tendrás a tu disposición una de las monturas astronómicas más ligeras y cómodas de usar. Solo hay que ser consciente de sus límites, no sobrecargarlas y saber que sobre todo, priorizas la comodidad a la potencia de imagen. Si quieres algo que tarde poco en montarse, no te preocupa el que tenga motores o no y un Dobson te resulta mucho «trasto», no te equivocarás si escoges una decente montura azimutal con carga de 4 a 5 kg. Si tiene mandos de movimientos lentos suficientemente precisos, mejor para un uso puramente astronómico. También conviene tener el brazo vertical inclinado para facilitar la observación cenital, sobre todo con refractores; con tubos largos, vaya…