Astrofísica al pie del volcán Etna

169
Astrofísica al pie de un volcán
El volcán Etna en erupción sobre la mirada del telescopio ASTRI-Horn de rayos gamma. (Excepto donde se indique, todas las imágenes son cortesía del autor)

Astrofísica al pie del volcán Etna

Los orígenes de el Observatorio Astrofísico de Catania (OACT), integrado desde 2002 en el Instituto Nacional italiano de Astrofísca, se remontan a finales del siglo XIX, cuando el astrónomo Pietro Tacchini, por aquel entonces director del Observatorio de Palermo, animado por el célebre Padre Secchi, propone la construcción de un observatorio astronómico en Catania. La iniciativa fue recogida con gran entusiasmo y tan solo cuatro años después (en 1880) se inauguraba el Observatorio Vincenzo Bellini, dedicado a la memoria del famoso compositor catanés. El observatorio estaba dotado con un instrumental óptimo para la época: un refractor Merz de 33 cm de abertura y una focal de 557 cm, colocado sobre una montura ecuatorial de gran estabilidad.

Este observatorio fue pionero al ser uno de los primeros en situarse a gran altitud. Concretamente se levantó a 2941 m, muy próximo, por la vertiente sur, al cráter de la cima. Dada su ubicación «de riesgo» y siendo como es tan activo el Etna era cuestión de tiempo que una erupción lo destruyera, como así sucedió en 1971 (aunque, eso sí, ya se encontraba fuera de uso desde 1925). Hoy en día es imposible visitar sus ruinas al encontrarse sepultadas por más de quince metros de lava.

Astrofísica al pie de un volcán
Cúpula del telescopio de 91 cm bajo el cielo estrellado. ( Imagen cortesía del autor)

CATANIA

La sede de Catania está dedicada a una figura muy relevante en la historia del Observatorio: Annibale Riccò, director de este entre 1890 y 1919 y, además, rector de la Universidad (1898-1900). Se encuentra en el interior del campus universitario, situado en la parte alta de la ciudad. Comparte espacio con un complejo hospitalario en una pequeña zona boscosa. Su presencia se pone de manifiesto a medida que nos aproximamos y podemos contemplar su cúpula, que lo distingue claramente del resto de construcciones.
En la actualidad, más que de un observatorio propiamente dicho, se trata de un centro de investigación donde trabajan no solo astrónomos, sino también técnicos y personal administrativo.

DIVULGACIÓN

Es de destacar la gran labor divulgativa que se realiza en el OACT, donde de manera periódica (diría que casi diaria) diversos grupos de escolares vienen de visita, generalmente a conocer las instalaciones y hacer alguna observación solar. También se organizan todos los años para estudiantes diversas actividades relacionadas con la astronomía como las Olimpiadas Astronómicas o el Solar System Tour.

Este y otros artículos en:

Astronomía-Junio-2020-No252-PDF

Astronomía-Junio-2020-No252-Papel

Puedes leer el artículo completo creando una cuenta, pincha aquí .

Si ya la tienes, simplemente accede

¡Esperamos que disfrutéis con su lectura!