Aberraciones ópticas

826
Aberraciones ópticas
Imagen de la galaxia M 100, tomada con el Telescopio Espacial Hubble antes (izquierda) y después de aplicar COSTAR para corregir la aberración esférica (derecha). (NASA)

Aberraciones ópticas

Por su importancia en la observación astronómica, iniciamos una serie sobre aberraciones ópticas hablando de una de las más conocidas: la aberración esférica.

Cuando se toma una imagen con un instrumento óptico, muchas veces se puede apreciar cómo esta presenta un cierto «deterioro» o deformación con respecto a la imagen que veíamos con nuestros propios ojos. Estas «imperfecciones» de la imagen reciben el nombre general de aberraciones ópticas, que normalmente se distinguen en dos principales familias: aberraciones cromáticas (las cuáles están ligadas al material del sistema óptico) y aberraciones monocromáticas o geométricas (las cuáles se vinculan con la forma de dicho sistema). De hecho, este segundo grupo se divide en dos subgrupos más: las aberraciones monocromáticas propiamente dichas (estas son la aberración esférica, coma y astigmatismo, que veremos en esta breve serie de artículos), que son las que deterioran la imagen, haciéndola confusa, y aquellas que deforman la imagen directamente (como ocurre con la curvatura de campo de Petzval y la distorsión).

Leer más:

Astronomía septiembre 2020 No 255 – Edición digital

Astronomía septiembre 2020 No 255 – Edición impresa