Majestuosa imagen proporcionada por el Hubble: NGC 7331

271
Credito: ESA/Hubble & NASA/D. Milisavljevic (Purdue University)

Esta imagen tomada por el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA muestra una galaxia espiral conocida como NGC 7331. Descubierta por primera vez por William Herschel en 1784, NGC 7331 se encuentra a unos 45 millones de años luz en la constelación de Pegaso. La galaxia exhibe sus hermosos brazos, que giran como un remolino alrededor de su brillante región central.

Los astrónomos tomaron esta imagen utilizando Wide Field Camera 3 (WFC3) de Hubble, mientras observaban una extraordinaria estrella explosiva, una supernova, cerca del núcleo de la galaxia. Llamado SN 2014C, evolucionó rápidamente de una supernova que contiene muy poco hidrógeno a una que es rica en hidrógeno, en solo un año. Esta metamorfosis raramente observada fue extraordinariamente luminosa y proporciona una visión única de las fases finales poco entendidas de las estrellas masivas.

NGC 7331 es similar en tamaño, forma y masa a la Vía Láctea. También tiene una tasa comparable de formación de estrellas y alberga un número similar, tiene un agujero negro supermasivo central y brazos espirales al igual que la Vía Láctea. La principal diferencia entre esta galaxia y la nuestra es que NGC 7331 es una galaxia espiral no barrada: carece de una “barra” de estrellas, gas y polvo que atraviesa su núcleo, como vemos en la Vía Láctea. Su disco central también muestra un patrón de rotación peculiar e inusual, girando en la dirección opuesta al disco galáctico en sí.

Al estudiar galaxias similares, los astrónomos buscan reflejos y proyecciones de la Vía Láctea en ellas, lo que nos permite construir una mejor comprensión de nuestro entorno galáctico, que no siempre podemos observar, y del comportamiento galáctico y su evolución.